Etiquetado: #urbanismo

#Huert@s Urban@s

Huert@s Urban@s.

Desconocidas por la mayoría de la ciudadanía, las huertas urbanas, la “bici crítica” y el hacktivismo constituyen las “tres patas del banco” en que se apoyan las nuevas ideas de re-evolución social y cambio hacia una nueva forma de Gobierno, basadas en utopías “a mano” que se han recreado, readaptado y reelaborado, dando cabida a los nuevos desafíos que la humanidad se plantea.
La Asamblea Popular de Alcorcón 15M ha constituido el grupo de trabajo “huertas urbanas” para dar respuesta a las inquietudes que sobre este tema han mostrado ciudadanos de Alcorcón en nuestra asamblea. Este grupo no abordará solamente la tarea de realización de las propias huertas, sino que se asociará a los debates sobre alternativas y derechos fundamentales que se están dando por twitter a nivel europeo. La primera huerta la estamos realizando en el centro social ocupado “Eskuela Taller” en la Plaza de Santa Marta Ortigueira de Alcorcón. Animamos a todos nuestros vecinos a colaborar para que sea la primera de muchas.

Historia de los huertos urbanos
Los momentos de mayor auge de la agricultura urbana están ligados a crisis económicas y energéticas, que obligan a recurrir a ella para asegurar el autoabastecimiento.
En los inicios de la ciudad industrial del XIX la agricultura urbana cumple funciones de subsistencia, higiene y control social. En países como Gran Bretaña, Alemania o Francia las autoridades locales y las grandes fábricas se ven obligadas a ofrecer terrenos a los trabajadores para completar sus recursos y mejorar las condiciones de vida en los barrios obreros.
En la primera mitad del siglo XX la agricultura urbana aparece ligada a las guerras mundiales, su función es de subsistencia y patriótica, de apoyo a la economía de guerra y a los procesos de posguerra.
En el momento actual la agricultura urbana tiene la potencialidad de ser un instrumento de mejora ambiental y social, colaborando en la sostenibilidad urbana, la lucha contra el cambio climático, la calidad de vida y la creación de ciudades a escala humana.
El desafío para el futuro sería integrar los proyectos de huertos urbanos dentro de un proceso general de rehabilitación urbana y territorial ecológica, como un elemento más de los que conforman la complejidad urbana, y no sólo como excepciones exóticas o puntuales.